25 marzo 2016

Primera puerta anual 2016

Cuando analizamos la entrada del Sol al signo de Aries, primer signo de la rueda zodiacal, de características activas, vitales, impetuosas; signo de impaciencia y lanzado siempre a la acción irreflexiva, quebrantador de la inercia, es fácil reconocer que en el hemisferio norte (donde surge la astrología occidental), coincida con la llegada de la primavera en que el Sol abandona su tiempo de descanso y se empieza a elevar cada vez más en el cielo. Es el tiempo en que la luz vence la batalla contra la oscuridad que le precedió los seis meses anteriores. La vida se fortalece y renueva la esperanza, pero con ello plantea nuevos desafíos. No hay nada más vulnerable que el comienzo de la vida en que estamos expuestos a las inclemencias y peligros del medio. Desde antaño la entrada del Sol al signo de Aries es interpretado como el gran promisor de los sucesos que esa nueva vida deberá enfrentar, sea de una persona, un poblado, una aldea, una nación o el planeta en su totalidad. Acorde al lugar geográfico para el que se calcule el ingreso solar a Aries determina el resto de circunstancias para ese punto especial y en el caso de los eventos mundiales los astrólogos asignamos las coordenadas de Greenwich para levantar la carta que nos hablará de ello. Esto es así porque es el meridiano que rige el movimiento del tiempo en el planeta, la hora Cero desde donde todo nace hacia Oriente u Occidente.
La carta de este año muestra que el ingreso sucede para el día 20 de marzo a las 4h30m10s del horario patrón GMT, arrojando un ascendente en el signo de Acuario y ubicando su regente moderno, Urano, en el signo de Aries en la casa dos de dicha carta. Esto sugiere que las cuestiones económicas marcarán los ritmos del año, con cambios e iniciativas nuevas en ese dominio en torno al mes diez del año solar, es decir, para segunda quincena de enero de 2017. Esa será la fecha con los cambios más fuertes y notorios en materia económica y para ello la carta irá construyendo “momentum” durante los meses anteriores. Esto es algo que no sorprende a primera vista porque la entrada de Helios a Aries sucede apenas un par de días antes de la cuadratura exacta entre Júpiter y Saturno desde sus signos de debilidad (Júpiter en caída en Virgo y Saturno en Sagitario). Ello indica que esos planetas no estarán en posiciones cómodas o afines a su naturaleza y por ende no serán capaces de mostrar sus mejores cualidades. De por sí, la cuadratura (90º) entre esos dos grandes gaseosos es un punto de inflexión del ciclo total de veinte años que culmina en diciembre de 2020 y que trae una etapa de marcados cambios al statu-quo, con notoria tendencia a la crítica y el cuestionamiento, a la pérdida de sentido o rumbo y que a nivel mundial se percibe como la falta de un plan concreto a seguir por parte de los líderes mundiales. Es un tiempo en que surgen fuertes cuestionamientos por parte de las masas a las políticas adoptadas y por otro lado salen a la luz las injusticias e ilegalidades cometidas por la elite reinante. Para la carta en cuestión esta cuadratura sucede desde las casas diez y siete, ambas relacionadas con la esfera política y el rol de los Estados, sus socios y cómplices. La retrogradación de Júpiter sugiere la necesidad de reflexión y revisión sobre las alianzas alcanzadas y aquellas en vías de desarrollo. Es por esto que surgirán contrariedades y habrá traiciones entre líderes mundiales, comerciales, empresariales y militares con la participación de Marte casi sobre el Medio Cielo de la carta en Sagitario. Esa presencia de Marte garantica un año de aumento de tensiones militares, de decisiones erráticas e impulsivas, al fin de cuentas Marte es el planeta que rige el signo de Aries donde entra el Sol y por consiguiente revísate mayor importancia en el análisis anual. Las conductas invasivas e intolerantes, particularmente hacia los fanatismos de cualquier estirpe, especialmente los religiosos o espirituales, los movimientos migratorios y los abusos que de ello pueda surgir, serán dominantes ya desde los meses previos al ingreso solar como todos hemos atestiguado en las noticias en lo que se conoce como la Crisis de Europa. ¿Qué hacer con los inmigrantes y refugiados? Marte tiene un muy buen aspecto hacia el Sol de esta carta y ello garantiza cierto control y acciones que pueden resultar favorables en un principio durante los primeros cuatro meses, pero después, hacia el final de año las cosas se pondrán tan caldeadas y tensas que todo amenazará por volar por los aires, empezando a notarse la tensión sobre el sexto mes de esta carta anual, es decir, hacia septiembre de 2016. Pese a ser una carta tensa, hay suficientes elementos atenuantes como para mantener la situación bajo control, aunque bajo la superficie Plutón muestra que se estarán elaborando planes secretos a poner en marcha para el futuro que descubriremos en el primer bimestre de 2017. Diciembre de 2016 dará las primeras señales del estancamiento y cambio económico que Urano vaticina por su posición y será el tiempo en que veremos las consecuencias de las malas políticas implementadas desde el inicio del año. Una de las promesas de Marte en el Medio Cielo se cumple para el eclipse de luna del 23 en que su línea de descensión atraviesa el corazón de Bruselas, Turquía e Irak, los tres lugares en que hubo atentados explosivos estos días. (Ver mapa)
Calculada para Buenos Aires, la entrada del Sol a Aries muestra su influencia para la nación. El Ascendente cae sobre los 21º del signo de Capricornio dentro de la casa cuatro de Argentina, casa relacionada con las tierras, la minería, su gente y territorio nacional, la oposición política al gobierno reinante. Es casualmente la casa donde Plutón acaba de entrar oponiendo al Sol natal de Argentina en Cáncer, sobre lo que escribí en otra nota. Por un lado es una buena configuración porque muestra cambios políticos que se ponen en marcha sentando nuevas bases y raíces para la nación, sobre todo con la presencia de Saturno en Sagitario que denota lo extranjero y la justicia, pero por otro lado, Venus como regente del Medio Cielo de la carta anual, junto a Neptuno en Piscis y casa tres (comercio, comunicaciones y su infraestructura. vecinos), indica una desilusión y reveses producto de decepciones durante el segundo mes de este año astral, es decir para mayo de 2016. Las cosas amenazarán con salirse de los carriles proyectados y habrá un sentimiento generalizado de zozobra en el pueblo e incluso en los dirigentes nacionales. Esto alimentará las esperanzas de la oposición a recuperar el poder o reafirmar sus acusaciones y se generará un clima enrarecido de chismes y habladurías que aumentarán el caos colectivo y la sensación de que no hay un rumbo claro a seguir. Mayormente esto estará ligado a lo que suceda en los países (o algún país) vecinos. Tenemos hace un tiempo la crisis de Brasil nuestro primer socio comercial en la región y eso impactará en nuestra ya desangrante y caótica economía. Es un año de duras pruebas para el país y su gente, sobre todo en lo económico con una Luna en casa ocho (finanzas, créditos, deudas), pero que a partir del décimo mes del año astral, o sea, para enero 2017, empezará a mostrar las consecuencias y frutos (positivos o negativos) de lo gestionado durante los meses precedentes. Parece ser el tiempo en que empiezan a llegar las asistencias financieras externas y establecerse acuerdos comerciales favorables para la Nación. El déficit fiscal estará más controlado y atenuado, y en materia económica financiera parece empezar a tocar pie y establecerse en una nueva senda. Sin embargo, también coincide con movimientos violentos y discrepancias del lado de la oposición (léase kirchnerismo), poniendo en movimiento una suerte de rebelión e incitación a la violencia popular hacia finales del año astral, para marzo de 2017. Los ajustes en la justicia y las causas sobre la administración anterior y sus relaciones parece ser la causa de tales incomodidades y hostigamiento. Creo que para marzo de 2017 es cuando tendremos noticias claras y definidas sobre lo que hoy se investiga respecto de la corrupción de la década pasada. Gracias.

24 marzo 2016

Grandes Ciclos Planetarios de 2016

Una década atrás, cuando todavía contaba cuarenta y tantos, el cielo dio una de las configuraciones más infrecuentes para la vida de un ser humano. Fue el año en que las aguas de la historia se dividieron, al menos desde el punto de vista de los grandes ciclos astrológicos. Me refiero a la formación en T-cuadrada entre los planetas Júpiter, Saturno y Neptuno. Esta configuración particular no fue vista desde el año 536 de nuestra era. En otras palabras, la primera mitad del primer milenio de esta era cristiana. De por sí los planetas Júpiter y Saturno son conocidos en la jerga astrológica como los cronocratores sociales. De por sí los cronocratores son cualquier punto o astro en el zodiaco marcadores de una época, y Júpiter y Saturno siendo los planetas de la antigüedad más exteriores del sistema solar de aquél tiempo, definían los grandes cambios del acontecer humano con sus revueltas, cambios económicos y políticos, sus ciclos eran seguidos de cerca por los estudiosos del cielo de aquél tiempo y nosotros hemos heredado ese saber y hábito a la hora de definir el porvenir. Pero cuando estos dos planetas se unen a cualquiera de los otros planetas exteriores mayores de la astrología moderna (Urano, Neptuno y Plutón), se considera un tiempo excepcional que pone en marcha un ciclo mayor de cambio y metamorfosis para el reino humano. Tal es el caso de la configuración de 2006 de estos tres planetas que no era vista desde el año 536 d.C. Los eventos que esta T-cuadrada trajo en aquél tiempo fue la división de la Iglesia Cristiana, la fragmentación del Imperio Romano y el saqueo de Jerusalem por parte de las legiones romanas. Sin embargo, la sociedad y sus integrantes siguieron sus vidas diarias y la humanidad sobrevivió, como está acostumbrada a hacer en todo tiempo de crisis. El mundo que conocemos siempre está en proceso de acabarse y terminar porque la vida representa cambio. Estos cambios en la civilización humana nunca son reconocidos y más aún, son difíciles de señalar en el tiempo salvo cuando ya han pasado. Es entonces en que uno puede señalar una época de la historia y decir “acá es cuando sucedió el cambio”. Un ejemplo de ello es la caída de las Torres Gemelas de Nueva York, por ejemplo. La invención del motor de explosión, la imprenta, la primer perforación de un pozo petrolero; todos son ejemplos de momentos en la historia que en su tiempo nunca fueron reconocidos mundialmente como algo importante pero con el correr del tiempo probaron ser agentes de profunda transformación en la vida de las personas. Tal es el cambio que la configuración de 2006 puso en marcha. Con la astrología que estudia la vida y sus procesos, sucede algo parecido. La vida difícilmente cambia en un abrir y cerrar de ojos, suele ser una cadena de eventos que pueden, con el tiempo, identificarse en un punto singular de la historia. Júpiter en Escorpio en cuadratura (90 grados) a Saturno en Leo y éste opuesto a Neptuno en Acuario, ha sido el punto singular del 2006. Esta configuración comenzó a construirse a partir del boom del dot com de 1998 y la crisis de ese tiempo, reforzada luego por el inicio del ciclo Júpiter-Saturno en el signo de Tauro para el año 2000, indicador de una nueva etapa y evolución socio económica que durará hasta la nueva conjunción en 2020 cuando esos dos cronocratores entren al signo de Acuario en diciembre de ese año, marcando el inicio de un gran cambio que se extenderá por 240 años más. Esto significa que estamos viviendo los últimos cuatro años de este gran ciclo y 2016, así como lo fue 2006, pone en marcha los ajustes más notorios para la muerte de este ciclo. Desde la aparición de esa triple alineación de Júpiter-Saturno-Neptuno de 2006 hemos estado viviendo una secuencia de formaciones celestes de largo alcance nunca antes vista desde lo que conocemos como La Edad del Oscurantismo. Este año viviremos un par más de estas configuraciones, incluyendo la cuadratura de Saturno y Neptuno. Claro que eso no significa que este año regresaremos a una Edad Oscura, al menos no por ahora. Aparte de las configuraciones mencionadas de los planetas exteriores mencionadas, hay otras de corto plazo pero igualmente dramáticas para este 2016. Una de ellas es el ciclo máximo de Marte, las súper lunas y los eclipses. El ciclo máximo de Marte trae eventos violentos como el inicio de la segunda guerra mundial, la masacre del día de San Valentín y la crisis de los misiles de Cuba, el 9/11, etc. Además este año tendremos seis Súper Lunas, tres de ellas bajo la forma de Lunas Nuevas y otras tres como Lunas Llenas, una de ellas involucrando incluso un eclipse. A lo anterior hay que añadir cinco eclipses este año: dos solares y tres lunares como el de esta noche 23 de marzo. Hace un par de días el Sol entró una vez más al signo de Aries, marcando el inicio del año astrológico (conocido como la primer puerta), marcando el ritmo y eventos a desarrollarse a lo largo del resto del año hasta marzo de 2017. La configuración de 536 trajo el inicio de un tiempo de cambio climático muy marcado por enorme aumento de las erupciones volcánicas, el inicio de la plaga y del emperador romano Justiniano que se lo apoda como el último de los romanos por los cambios que trajo al imperio, la desintegración de la economía, la cultura y las instituciones de la época. Hay una notoria semejanza de los últimos veinte años con ese tiempo de Justiniano: Cambio climático, grandes erupciones volcánicas, plagas bajo la forma de SIDA, Sars, gripe aviar, Ebola, gripe porcina; colapso económico y la caída y fallo de las instituciones que deberían mantener a las sociedades unidas. Se me hace indiscutible que estamos viviendo un tiempo de grandes cambios que van dando forma poco a poco a una nueva sociedad que aún no logramos hacer consciencia, sumergidos en sus trajines y demandas diarias pero que, sin dudas, en diez años mirando atrás podremos ser más claros en cómo este tiempo nos está cambiando. Para mi no hay discusión que desde 2006 estamos viviendo un tiempo semejante en cuanto a configuraciones celestes a la de 536 con los mismos res planetas en los mismos tres signos y en los mismos aspectos celestes. Fue entonces el tiempo del último emperador romano y este año 2016 Júpiter, Saturno y Neptuno repiten sus aspectos de cuadratura desde los signos de Virgo, Piscis y Sagitario. Definitivamente este es un año mutable, propicio para cambios notorios en el escenario socio político. En américa Latina vemos el retroceso de los gobiernos populistas, la crisis europea, el estancamiento de la economía mundial. Este año la configuración formada por esos tres planetas asemeja a la de los años 545-546. Esta configuración sucede dos veces este año, para hoy 23 de marzo y para el 26 de mayo, culminando la tríada que se inició en 2015 para el 3 de agosto. La cuadratura entre Júpiter y Saturno, una cuadratura de 270 grados, es decir, menguante, marca el tiempo final antes del inicio de un nuevo ciclo en diciembre de 2020. Es un tiempo en que las instituciones que hasta entonces eran consideradas sólidas, empiezan a resquebrajarse y ser renovadas desde sus cimientos. No se pude apostar a la estabilidad ni el statu-quo en tiempos como estos, menos aun considerando que aún estamos bajo la influencia de la cuadratura de Urano-Plutón de los últimos años. Estos cuatro años por delante serán años en que los poderes reinantes del último tiempo tratarán de aferrarse a su posición con garras y dientes. Esto es válido para el campo político, social, económico y religioso. Esto supone un aumento de virulencia e intolerancia global por prevalecer en el poder ante una ola de cambio inevitable e inminente. Es por esto que los años que siguen mostrarán nuestra capacidad de manejar el cambio desde un enfoque transicional calmo y espíritu de adaptación o una revolución calamitosa y dolorosa. Todo está dado para que sea más del tipo revolución calamitosa. De algo pueden estar seguros y es que desde 2020 las cosas no volverán a ser nunca más las mismas que han sido hasta ahora. El centro industrial occidental pende de un hilo y amenaza con hundirse bajo su propio peso. Respecto de oriente…bueno, basta ver Libia, Irán, Irak, Túnez, Turquía, Egipto, etc. Hoy 23 de marzo no solo es un día de luna llena con eclipse lunar, este evento se da bajo la cuadratura de Júpiter y Saturno, indicando el inicio del final de un ciclo mayor. Gracias

17 marzo 2016

Plutón opone al Sol nacional.

Hoy comienza un tránsito planetario muy relevante para la vida de nuestro país y su futuro, un tránsito desestructurador y demoledor, pero con fuerte promesa reconstructiva y de saneamiento, regenerativa. Me refiero a la oposición que Plutón hace al Sol nacional sobre los 17º13' del signo de Cáncer. En la carta de un país, el Sol representa fundamentalmente al gobernante, el Rey en la antigüedad, pero también a las personas encumbradas y de prestigio. Centrándonos en la figura presidencial, este es un tránsito que irá moldeando la imagen y destino de esa persona. Plutón representa a las fuerzas colectivas que como una gran corriente arrasa todo a su paso y al mismo tiempo le otorga una nueva forma. Plutón es sin dudas un agente de manifestación kármica en el sentido de que no corresponde ni obedece a las voluntades personales ni individuales, escapa a la esfera de lo humano, tal es su poder. Todo aquello que Plutón toca nunca regresa a su forma original. Las cosas cambian para siempre y sin marcha atrás y en el proceso se huele la carne putrefacta que queda al descubierto, es por ello que Plutón es el Dios del Averno, el submundo y sus corrientes. Cuando Plutón alcanza una posición en la carta natal, sea personal o nacional, deja al descubierto aquello que estaba oculto a la vista de la consciencia, lo evidencia, y por lo general asusta y conmociona descubrir que había algo que se desconocía y escapaba al control humano. Este tránsito de Plutón sucede en simultáneo con la entrada de este planeta a la casa 4 de la carta nacional; casa esta que representa la tierra, el suelo del territorio nacional, lo que se esconde bajo la tierra como los recursos mineros y/o petroleros. También la casa 4 son las bases sobre las que se erige la nación y es soportada por el pueblo representado en la figura de la Luna, que en nuestra carta nacional también está en la casa 4 en el signo de Capricornio. Este ingreso de Plutón va a durar hasta noviembre de 2018 en su último paso sobre la Luna de Argentina que está ubicada a los 19º12' de Capricornio, tiempo entonces en que las aguas se calmarán y se encontrará la senda final de este proceso de transformación. En otras palabras, será entonces que Argentina ya será otra y habrá emergido de este intenso proceso de transformación que está por vivir. Volviendo a este primer paso sobre el Sol en oposición, esto pone en marcha una nueva manera de ejercer el poder por parte del ejecutivo, pero que se verá contrariado por fuertes rechazos y resistencias como todo cambio profundo genera. Coincidentemente con este tránsito inicial se acaba de votar la ley que aprueba las bases de la negociación sobre la deuda de los holdouts en el Congreso, dando un paso más en poner al país sobre la línea de partida de esta nueva carrera que va a recorrer. Plutón en la carta de Argentina viene de la casa 6 que representa a las instituciones, dentro de ellas las fuerzas de seguridad y de sanidad, el ámbito de los sindicatos y los trabajadores y sus dependencias, por lo que es un tránsito importante porque irá moldeando esas áreas en el país. Inicialmente este paso lo podemos relacionar con los despidos masivos en las distintas dependencias del Estado, los cambios causados por el traspaso de las fuerzas de seguridad, su redefinición en el rol nacional, haciendo de la Policía Federal una policía de Investigación, es decir, de sacar a la luz lo oculto hasta dar con la verdad, pero también muestra la corrupción que existía (existe) en las instituciones, las noticias día a día nos muestran esa realidad. Plutón, además, es regente de la casa 2 de Argentina, la que relacionamos con sus reservas, su capital, su economía y finanzas, su moneda y todo lo conectado a ello. Es claro que este paso de Plutón nos sumerge en un endeudamiento colosal para pagar la fiesta de las últimas décadas y dentro de ello la impericia sobre el manejo de la deuda con los holdouts, por lo que este tránsito tiene un fuerte impacto en la economía nacional que empezará a mostrar sus consecuencias en primera instancia a partir de mayo de 2016 cuando Plutón pasa en retroceso oponiendo al Sol de Argentina en Cáncer. es por eso que creo que la segunda quincena de abril y casi todo mayo serán meses muy difíciles para el país en materia económica. Es el tiempo de la primera reforma plutoniana que pondrá en evidencia las debilidades en materia económica y la gestión del Presidente. Serán meses donde puede esperarse huelgas sindicales y la primera oleada de resistencia a los pasos de transformación que se intentan implementar al rumbo nacional. Habrá más inflación y se acopla a este tema las dificultades que caerán por los conflictos en Brasil y la economía de USA. Junto con esta entrada de Plutón a la casa 4 de Argentina sucede la entrada de ese planeta a la casa 2 de Estados Unidos de Norteamérica. Esto significa que empieza una etapa de cambio profundo en el sistema económico de dicho país que durará tanto como en Argentina, es decir, hasta 2018 Plutón estará casi clavado en la cúspide de esa casa de USA, lo que me hace pensar que vendrá un cambio en su política económica y será consecuencia de las elecciones presidenciales de este año en las que veo como ganador a Trump. En enero de 2017 se da el segundo paso directo de Plutón sobre los 17 grados de Capricornio y eso indica que será entonces que el cambio será imparable y establecido para quedarse en ambos países. Será en 2017 que alcanza a la Luna de Argentina y por ello es ese año en que se estará jugando el futuro del país. Recomiendo la lectura de mi nota sobre los Ciclos de Plutón en Argentina porque hoy, los dados se han echado a rodar.

16 agosto 2015

Elecciones presidenciales 2015.

 

Falta muy poco tiempo para las próximas elecciones presidenciales y los candidatos que compiten en la cabeza son Mauricio Macri (PRO) y Daniel Scioli (PJ). En la encuesta de Management & Fit del 1ro de Julio de 2015, Daniel Scioli lidera con el 37%, seguido de Mauricio Macri con el 31%. Según la ley electoral, el candidato ganador debería tener un 45% de votos a favor o un 40% con una diferencia de 10% de su rival inmediato para no ir a ballotage o segunda vuelta, en tal caso se realizaría en torno al 24 de noviembre de 2015.

Las fechas de las elecciones anticipadas o PASO son para el 9 de agosto, seguida de la elección definitiva el 25 de octubre y en caso de segunda vuelta, el 24 de noviembre como dijera antes.

Teniendo en cuenta esas fechas, quiero hacer un análisis sobre los tránsitos de las cartas de Mauricio Macri y Daniel Scioli y sumar la técnica de aphesis o liberación zodiacal, para tener una mayor claridad sobre la posibilidad de victoria para los candidatos.

No puedo dejar de lado a los compañeros de fórmula de cada uno de los contrincantes, ya que de resultar electos también deberían mostrar configuraciones que lo avalen.

Mauricio Macri ha elegido a Gabriela Michetti como compañera de fórmula para el cargo de Vicepresidente, mientras que Daniel Osvaldo Scioli al cordobés Carlos Zannini, actual secretario Legal y Técnico de la presidencia de la Nación, supuesto ideólogo del modelo impuesto por el gobierno de Cristina Fernández.

Para las elecciones previas de agosto, las PASO, Daniel Scioli logró acumular el 38% de los votos del electorado nacional, favorecido por el soporte de Venus a Marte de su carta natal, co-regente del Medio Cielo (imagen pública y profesión), de su casa 11 (medio social) y de las casas 5 y 6 gobernadas por el signo de Escorpio. Sin dudas un marcado soporte que se vio reforzado por la conjunción de Mercurio a Plutón en su casa 3 (concursos y proezas), junto a la del gran benéfico Júpiter desde los últimos minutos del signo de Leo. Decididamente son tránsitos menores que apoyan a un evento de ese tipo que no modifica en nada su posición profesional y social actual como será en caso de resultar vencedor en la contienda de octubre de 2015. Pero una mirada más de cerca revela algo muy distinto para fines de este año cuando Urano empiece a hacer de las suyas desde el signo de Aries que Daniel Scioli tiene ocupando la mayor parte de su casa 10 (honores, imagen pública y profesional), tema que analizaré más adelante.

En cuanto a las fuerzas operantes desde el enfoque de la técnica de liberación zodiacal, Scioli estaba en las PASO bajo la influencia del ciclo Piscis-Tauro-Géminis-Aries. Este ciclo es muy importante porque Piscis es justamente el signo regente de su Medio Cielo, Aries ocupando gran parte de ese sector y Géminis siendo el signo de su Ascendente natal en base a la hora de nacimiento declarada en su certificado de nacimiento, además del signo donde se ubica la Luna.

Scioli

Esto hace relevantes a los planetas Júpiter-Venus-Mercurio-Marte. Este ciclo agrupa la influencia de los dos grandes benéficos del sistema solar, Júpiter y Venus, además de Mercurio que opera de modo aleatorio manifestando las energías predominantes del ciclo y Marte que si bien es considerado un maléfico, está muy dignificado en su carta natal por estar elevado en el Medio Cielo y en su propio signo de regencia, Aries. Júpiter recibía para la conjunción del Nodo Norte sobre el primer grado de Libra, mostrando que el impacto para él sería muy benéfico a nivel social y para su destino, además de ser un planeta muy bien aspectado en su carta natal.

En cuanto a Macri, también con ascendente Géminis sobre los casi 6 grados del signo, en base a la última información de su hora de nacimiento, está recibiendo desde hace un tiempo la influencia de Neptuno que se acerca a Venus en su carta natal, ubicada en su casa 9 (creencias, filosofías, extranjero, aspiraciones profesionales). Este es un tránsito que no favorece la claridad de propósito y objetivos. Durante el año 2011 en que Neptuno entraba el signo de Piscis y hacía conjunción con la Luna de la carta de Macri en Piscis, fue el tiempo en que presentó muchas dudas en su carrera presidencial y que culminó con su retiro de la competencia por ocupar el sillón de Rivadavia. Algo parecido sucedió con Cristina Fernández que tiene al Sol sobre el mismo grado de la Luna de Mauricio Macri, pero en su Medio Cielo y hasta último momento no se sabía a ciencia cierta si se postularía o no, presentando varios problemas de salud durante ese año. Es el efecto de Neptuno sobre alguna de las luminarias. En este caso, el paso es sobre Venus que es su regente kármico norte, es decir, es el planeta que define su destino en esta vida y por ello es un tránsito importante que, entre otras cosas, lo está volcando a una búsqueda espiritual más orientada al campo vibratorio y energético como fue su sonada visita a una armonizadora budista, muy propio de su casa 9 y las posiciones que allí tiene, pero en el terreno de lo concreto y en la definición de su camino profesional ocasiona dudas internas.

MacriOtro tránsito que no resultó favorable en este tiempo de las concluidas PASO fue el de Saturno opuesto a su Marte natal en el signo de Tauro (gobernado por Venus) y en grado de pérdida (29º13’). Saturno es conocido por ser un principio planetario que presenta obstáculos y trabas al avance, particularmente durante una oposición y en este caso más todavía porque Marte es el regente kármico sur de Mauricio Macri, que le hace ver ataques donde quizás no los hay. Este mismo tránsito de Saturno afecta a Júpiter en su carta natal, regente de la casa 7 de este hombre, casa asociada a las relaciones y asociaciones de su vida, pero también Júpiter es un principio de expansión y crecimiento que en este tiempo está siendo controlado y moderado por su contraparte Saturno. Esto tiene un efecto debilitante y de falta de acuerdos entre sus asociados o potenciales alianzas, a la vez que disminuye las posibilidades de alcanzar posiciones de renombre y distinción en el terreno profesional. Es tiempo para Mauricio de repensar sus objetivos y el curso de sus acciones en pos de alcanzar sus objetivos. Es un tiempo de reveses y trabas cotidianas que se extenderá hasta fines de septiembre.

Para las PASO, Mauricio Macri estaba viviendo el ciclo Leo-Escorpio-Acuario-Aries, activando las posiciones de Sol-Marte-Saturno-Marte en su carta natal, planetas que no se encuentran del todo bien dignificados y por ende manifiestan una calidad inferior, particularmente Marte por su regencia de Aries y en grado de pérdida en la casa doce.

Sobre la fecha de las elecciones presidenciales fijadas para el 25 de octubre de este año, Daniel Scioli estará en el ciclo Piscis-Tauro-Leo-Virgo, acentuando a los planetas Júpiter-Venus-Sol-Mercurio de su carta natal, de por sí planetas benéficos y esto le dará una amplia oportunidad de hacer una muy buena elección. En cuanto a los tránsitos sobre la carta natal, Saturno estará en sextil muy estrecho a Júpiter, regente de su casa 7 y co-regente del Medio Cielo, ayudándole mucho a poder consolidar una buena posición ante los rivales. Saturno es destacado en la carta de Scioli por estar en el signo de Sagitario, signo que empezó a transitar desde hace muy poco. En otras palabras, está pronto al retorno natal y este marca un tiempo de vital importancia en lo referente a la actividad profesional y particularmente política bajo el trígono a Urano en casa 9 con el que ha nacido. Júpiter hará trígono a Mercurio retrógrado en Capricornio y siendo Hermes el regente de su Ascendente, lo beneficiará holgadamente. Al mismo tiempo, Júpiter hará cuadratura aplicativa a la Luna en Géminis en su casa 1 y esto puede ocasionar acusaciones y chimentos de deshonestidad en torno a su persona.

Su compañero de fórmula, Carlos Zannini, de quien no tengo la hora de nacimiento, está bajo un aspecto muy favorable para él de parte de Plutón sobre su Nodo Norte natal en Capricornio y, además, de la influencia de Júpiter sobre su Sol natal y luego sobre Mercurio en Virgo para comienzos del mes de Octubre y efectivo por casi todo el mes. El aspecto a su nodo norte es tremendamente relevante para su vida y carrera profesional porque no le dará salida a asumir su destino y convertirse en lo que ha venido a ser. Antes de esto, deberá limpiar cualquier vestigio de su pasado kármico personal y así alcanzar su verdadera dimensión, sin embargo, este aspecto apenas permite libertad de elección personal y serán las circunstancias o el entorno los que lo llevarán a asumir su destino. De todos modos, es un aspecto que otorga poder y encumbramiento hacia la cima, en especial en el signo de Capricornio y con un Saturno natal con muy buenos aspectos hacia el Sol y Mercurio en Virgo. Plutón hace su última conjunción al nodo de Zannini durante fines de octubre y durante todo el mes de noviembre, un indicador por demás auspicioso para sospechar que será electo Vicepresidente de la Nación. Júpiter estará haciendo aspectos muy favorables para Zannini hasta fin de año y gran parte del año entrante en planetas claves de la carta natal y esto me hace pensar en que se convertirá, bajo penosas circunstancias (Plutón) en el próximo presidente de los argentinos.

Respecto de Mauricio Macri, para el día de las elecciones de octubre estará bajo el ciclo mayor Leo-Escorpio-Piscis-Cáncer y por consiguiente destacando a los planetas Sol-Marte-Júpiter-Luna de su carta natal. Desafortunadamente para él, Marte y Júpiter aún estarán bajo la influencia restrictiva de Saturno que para Octubre alcanza también a su Luna natal en Piscis y también a Plutón en Virgo. Estos son aspectos poco halagüeños para sus propósitos y dificultarán mucho que alcance una elección que le bride la oportunidad de ganar en primera vuelta.

Para finales de Noviembre, tiempo del ballotage, Scioli mantiene sus buenos aspectos mientras Macri deberá luchar y calcular muy bien sus movimientos para lograr alianzas que puedan conducirlo a la victoria, pero con pocas chances de verlas coronadas con éxito. Saturno va a estar sobre su casa 7 y esto no lo favorece a la hora de encontrar puntos de unión con posibles asociados, lo que me hace pensar que tendrá conflictos y tensión por la cuadratura que Marte estará haciendo desde Libra a su Saturno natal en Capricornio. Aún con Urano influenciando a su Nodo sur en Aries y a Mercurio natal en Acuario, este hombre de ideas fijas tendrá dificultades a la hora de lograr el apoyo te colegas y otros contendientes durante las elecciones en segunda vuelta y se sentirá sólo y poco respaldado. Saturno en cuadrado a su Venus natal en Piscis, siendo Afrodita gobernante de la casa doce donde se encuentra Marte, padecerá de traiciones y movimientos solapados que minarán sus aspiraciones.

En cuanto a Gabriela Michetti, su compañera de fórmula, presentas demasiadas oposiciones a sus planetas en Géminis como para verse coronada en victoria secundando a Mauricio Macri. Si bien no poseo su hora de nacimiento, el sólo hecho de tener que enfrentar la oposición de Saturno a los benéficos que posee en el signo de los gemelos, es suficiente indicio para dudar de sus oportunidades de progreso.

Para el ballotage Scioli conserva su ciclo zodiacal, modificando el último subciclo de Virgo a Géminis y eso lo favorece aún más por ser Mercurio en este caso, señor de su ascendente.

Ahora bien, en una mirada a futuro durante el 2016 y considerando a Daniel Scioli como el candidato ganador de esta contienda electoral, padecerá tránsitos muy complicados que se extienden hasta septiembre-octubre de 2017. En particular son tránsitos muy violentos y difíciles de llevar para alguien en su posición. Por un lado está la conjunción de Urano a Marte en Aries y cuadrando al Sol natal en Capricornio. Este es un aspecto que traerá cambios bruscos a su vida profesional enfrentando fuertes adversarios de poder y autoridad, pero por otro lado le harán estar muy irreflexivo e impulsivo, creyendo que puede llevarse el mundo por delante y hacer las cosas a su manera casi por imposición o a la fuerza, sin embargo, el tránsito de Saturno desde la casa 7 desde abril a junio de 2016 le dará muy poco soporte de sus asociados y colaboradores cercanos, debiendo estar casi solo en las contiendas. Recibirá un vacío por parte de otros y esto lo encolerizará. Ya que tiene Mercurio retrógrado en Capricornio, no es un hombre dado a expresar abiertamente lo que siente, pero de hecho estará muy frustrado y resentido. Su primer golpe empezará entre fines de abril y comienzos de marzo de 2016 y se profundizará con mayor virulencia para noviembre de 2016 que es la fecha en la que creo que no podrá sostener más su posición y corre riesgo de ser destituido o sacado a la fuerza del cargo.

Junio y Julio de 2016 son meses muy complejos para Scioli y también me hace pensar en problemas de salud o que ponga su vida en riesgo de mano de terceros, quizás (y sólo quizás) sufra de un atentado para esa fecha.

Tratará de seguir adelante hacia 2017, pero será poco factible y si aún está con vida, deberá dejar la vida política en algún momento entre septiembre y octubre de 2017.

Gracias.

16 julio 2015

Nuevo Mínimo de Maunder

 

filamentoLa estrella de nuestro sistema solar, compuesta mayormente de hidrógeno y helio, tiene un período de rotación diferencial, es decir, rota con mayor velocidad en su ecuador (26 días) que en sus polos (30 días), con un eje de inclinación de casi 7º respecto del plano orbital terrestre. Esta diferencia de velocidad en la rotación ocasiona que los campos magnéticos se enrosquen como bandas elásticas hasta que, por acción de la tensión acumulada, se rompen causando que sus filamentos se desprendan en explosiones violentas de plasma que suelen elevarse varios miles de kilómetros sobre la superficie solar y en ocasiones, abandonar su campo gravitatorio siendo expulsados a los confines del sistema solar.

Otra característica de nuestra estrella es que posee un ciclo definido en que sus polos cambian de carga magnética migrando el sur hacia el norte y el norte hacia el sur, es decir que cada aproximadamente 11 años invierten su polaridad y esta acción da nacimiento a ciclos de mayor actividad intercalados de otros de menor actividad. En otras palabras, el Sol tiene un ciclo total de casi 22 años. Durante los ciclos de máxima actividad, el Sol presenta mayor presencia de manchas en su superficie. Estas manchas más oscuras surgen como consecuencia de campos magnéticos que emergen en forma de filamentos desde las profundidades del Sol hacia la fotoesfera (superficie solar). Dependiendo de su densidad y presión, que suele ser menor al resto de la masa solar, se elevan por sobre la superficie ocasionando que los flujos magnéticos se enfríen y eso da su aspecto más oscuro. Estas manchas aparecen desparramadas sobre la fotoesfera en pares o grupos de pares que tienen cargas opuestas y hace que sus filamentos se atraigan ocasionando arcos que luego se rompen y según su tensión pueden explotar violentamente y ocasionar desprendimientos de la masa de la corona solar, lo que conocemos como CME en sus siglas en inglés o Eyecciones de Masa Coronal que luego viajan por el espacio arrasando a su paso cualquier objeto que se atraviese y cargándolo con una mayor densidad de protones y otros componentes cósmicos en ráfagas de fuertes vientos solares.

solmaximoAdemás del ciclo solar de 11 años, nuestra estrella posee otro mucho mayor de casi 420 años en el que su actividad cesa casi por completo y los campos magnéticos se neutralizan unos a otros haciendo desaparecer casi por completo las manchas solares sobre su superficie y por ende las chances de explosiones violentas o eyecciones de masa de la corona. A este ciclo de inactividad solar se lo conoce como Mínimo de Maunder en honor al astrónomo británico Edward Maunder (1851 – 1928) que realizó un profundo estudio sobre el comportamiento magnético del Sol y sus conocidas manchas, observando que durante los años 1645 a 1715 las manchas solares casi desaparecieron por completo.

El ciclo solar de máxima y mínima es vital para el clima de nuestro planeta ya que es uno de sus mayores reguladores. Aún no se comprende muy bien de qué modo funciona esta interacción, ya que para ello es necesario tener un sólido conocimiento y experiencia en física de plasmas, la actividad solar, la química atmosférica y la dinámica de fluidos, la física de partículas energéticas e incluso la historia de la Tierra.

Un nuevo informe, publicado por el Consejo Nacional de Investigaciones de Estados Unidos (National Research Council o NRC, por su sigla en inglés), denominado "Los Efectos de la Variabilidad Solar sobre el Clima Terrestre", expone algunos de los sorprendentemente complejos mecanismos mediante los cuales la actividad solar puede hacerse sentir en nuestro planeta.

Esta comprensión es importante para nosotros y por sobre todo para nuestra supervivencia.

Durante el último mínimo de Maunder, Prusia perdió el 40% de su población por hambrunas y el 15% en Escocia. India también fue otro de los países afectados por el hambre durante ese tiempo y en total durante los 70 años del último mínimo de Maunder murió un tercio de la población mundial y 50% de la población de Europa debido a la peste negra.

Los pseudo científicos que aún sostienen la mentira del calentamiento global para poder seguir manteniendo sus fondos y subsidios, pronto se darán contra la pared al ver cómo las temperaturas empiezan a descender drásticamente en todo el globo y particularmente en el hemisferio norte. La Tierra empezó un proceso de lento enfriamiento desde hace casi 16 años y especialmente desde el 2007 que la superficie de los mares descendió su temperatura media.

TSI_Maunder_MinimumCuando uno estudia la historia y los registros de los eventos sucedidos durante el último mínimo de Maunder, surge una imagen clara de la catástrofe que representó para la población. Fuertes cambios políticos se sucedieron y en bastas regiones de Europa e incluso china, se perdieron enormes campos de cultivo debido a heladas y nevadas severas que se extendían por largos meses, combinados con notorias sequías durante el verano, combinadas estas sequías con otras de graves inundaciones que barrían con todo a su paso.

Por ejemplo, en Francia, los soldados que nacieron durante la segunda mitad de 1600 medían un promedio de 3 cms menos que aquellos nacidos después de 1700. En gran medida se atribuye a la falta de una adecuada alimentación por la escases de alimentos que dominó en toda Europa para ese tiempo del siglo 17. Hubo levantamientos y revueltas en Sicilia, Escocia, Estocolmo y otras ciudades en reclamo de comida. Lo mismo sucedió en China bajo el liderazgo de Li Zicheng que comandó un movimiento rebelde de avanzó sobre Beijing.

En Estados Unidos y Norte de África también se hizo notar la hambruna y la falta de cultivos debido al clima drástico y desfavorable para la agricultura, conduciendo a guerras y luchas internas. En la India, debido a la sequía y las pobres cosechas, murieron más de dos millones de personas entre 1627 y 1630. En Japón también se registraron revueltas y enfrentamientos en la isla de Kyushu y 5 años más tarde el tremendo invierno que padeció Japón mato al menos 500.000 personas entre el frío y el hambre.

Las consecuencias políticas y económicas de un tiempo como el que está por venir, se hacen evidentes. India dejó de ser la capital financiera del mundo durante ese Mínimo de Maunder donde las personas murieron por millones, asumiendo el liderazgo China.

Si bien hoy poseemos la tecnología como para tener nuestros propios cultivos en casa o incluso del estilo hidropónico, muchas personas no poseen tal conocimiento y es prioritario que los gobiernos empiecen a prepararse para lo que está por venir a la vuelta de la esquina. En este nuevo Mínimo de Maunder, las pérdidas de vidas puede darse en los miles de millones debido al precario estado en que ya hoy en día se encuentra gran parte de la población mundial. En parte por malas decisiones políticas, guerras y rebeliones que han dominado la última década, sumado al cambio climático que con severas inundaciones o calores extremos ha arrasado a miles de personas.

El ciclo solar actual es el número 24 que dio inicio oficialmente en 2008 con casi 15 meses de atraso respecto de las predicciones oficiales. Si bien es un ciclo máximo, el Sol ha estado casi inactivo y en franco proceso de hibernación. Para comienzos de 2020 debería empezar el próximo ciclo de mínima solar, coincidiendo con el inicio del nuevo Trigonalis del que hablara en detalle en otro artículo: La Gran Mutación, las sucesivas conjunciones de Júpiter y Saturno en signos de Aire.

Para mediados de 2030 tendría que dar inicio un nuevo ciclo máximo de actividad solar que, hasta ahora, las predicciones anuncian que no sucederá y como explicara más arriba, las cargas magnéticas del Sol se neutralizarán mutuamente dando lugar a este nuevo Mínimo de Maunder que puede extenderse por casi medio siglo o incluso más. Estas fechas son de crucial importancia porque coinciden con la oposición Urano-Plutón y que seguramente arrasará por completo con la estructura geopolítica actual, desdibujando los límites y fronteras de los países y seguramente induciendo a una ruptura del territorio nacional de países como Estados Unidos bajo la oposición de Neptuno desde la casa 4 a su Saturno natal en Libra en la casa 10. Un indicador de fuerte inestabilidad para el pueblo y las bases territoriales de dicha nación que empieza desde 2026 aproximadamente.

El alimento es una cuestión fundamental para la estabilidad de cualquier sociedad o grupo humano. Cuando la gente tiene hambre, los instintos más básicos de supervivencia se ponen en marcha y las normas sociales y racionales que mantienen a las personas en orden, dejan de operar y surge con fuerza la violencia y se impone la ley del más fuerte o más violento.

Rio Congelado 1660A partir de 2030 la Tierra estará, sin lugar a dudas, sumida en un largo y frío invierno. Una pequeña edad de hielo se avecina y considero muy necesario empezar a hacer los preparativos hoy, al menos, en la toma de consciencia de que lo peor aún no ha llegado. Sé que muchos que me leen pensarán que es una mirada muy pesimista del futuro y lo comprendo, pero si hacen sus tareas e investigan, verán que ya existen planes gubernamentales que están en marcha para atravesar tal contingencia. En lo personal me pregunto ¿Acaso las prohibiciones y regulaciones sobre la posesión de semillas o cultivos hogareños en varios países, estará relacionada con este supuesto futuro evento global?

El ciclo solar actual es el de menor actividad de los últimos 100 años y el tercero de una serie de ciclos con menos manchas en el Sol. Si corremos con suerte y el nuevo modelo de dinámica solar que predice este evento estuviera equivocado, igualmente podríamos enfrentar un Mínimo de Dalton que sucedió durante comienzos de 1800 y presentó una época particularmente más fría con inviernos muy severos.

Aún tenemos mucho por aprender de las dinámicas involucradas en el clima de nuestro planeta, pero sea como fuere que resulte el próximo ciclo, definitivamente será una época por demás interesante para vivir.

Gracias.

14 marzo 2015

El ciclo de Plutón en Argentina

La astrología hunde sus raíces en el estudio e interpretación de los movimientos planetarios y de otros objetos celestes a lo largo del tiempo y el espacio.

Aunque diferentes en apariencia, cada especialidad interpretativa o de cálculo en Astrología, procura medir y calibrar mediante la experiencia concreta y plasmada en el acaecer universal; busca correspondencias en el movimiento cíclico de la existencia.

A diferencia de la carta natal individual humana, la astrología Política o Mundana, tiene variaciones interpretativas de los planetas o casas astrológicas, conservando el sentido de los aspectos planetarios. Estos aspectos son el todo de la interpretación astrológica porque describe el nacimiento, evolución y maduración de un fenómeno  mundano hasta su transformación total, para empezar otra vez un ciclo que edifica sobre las ruinas del anterior.

La astrología mundana puede usarse para medir los diferentes estadios del proceso de evolución de un colectivo social, trátese de una comuna, una tribu, una sociedad rural o citadina, un país, nación o región; continentes enteros o el globo en su conjunto... es decir, la evolución de la consciencia de la humanidad como un todo integrado e indivisible. 

Cuando ciertas configuraciones planetarias y estelares conjuran, grandes saltos evolutivos se viven acá en la Tierra. Para entender estos grandes saltos es necesario buscar el origen del ciclo en el tiempo y establecer relaciones básicas pero precisas de la naturaleza operativa del ciclo. En otras palabras, cuán bien es identificable en sus efectos en la vida diaria comunal, nacional, regional o internacional.

Hace tiempo que tengo ganas de hablarles sobre el ciclo que estamos viviendo y en particular, la etapa en la que nos encontramos y estamos por enfrentar en este juego que llamamos vida evolutiva.

Aún yo mismo no poseo el conocimiento suficiente para desentrañar estos misterios de la vida y el desarrollo de la consciencia, pero cada vez que entro en este mundo e investigo, la imagen va tomando forma y mi mente se abre a aceptar y comprender la dinámica que, muchas veces nos golpea duramente.

Como Seres Humanos fragmentados, tenemos anhelos, deseos personales, egoístas, generosos, arrebatados, improvisados. Esta ceguera que nos da la cotidianidad  nos asusta y por eso levantamos barreras ante el miedo, ocasionalmente negando su presencia minimizando o disfrazando de un optimismo irracional, la causa del mismo. Son los grandes cambios los que nos inducen al miedo, a los miedos psicológicos de los que caemos presa los humanos.

El planeta está muy próximo a uno de estos cambios profundos. La proximidad es instantánea en términos de la visión universal. Tan sólo un instante de distancia... un par de años para nosotros.

Mi intensión con esta nota es poder compartir con ustedes mis hallazgos, que apenas empiezo a comprender pero que ya se presentan muy claros, pero también espero que sepan recibir esta información con un corazón tranquilo y tratando de no caer en el miedo porque eso no ayudaría a generar las estrategias necesarias para atravesar este gran cambio de manera saludable y positiva. Al fin de cuentas, todos los cambios son desafíos que nos ayudan a evolucionar y esto no habría que perderlo de vista.

Así como todos los seres humanos estamos interrelacionados, los países y continentes también lo están, es obvio, en todos lados hay seres humanos y la tecnología de hoy nos ha facilitado interactuar con personas que aún no conocemos en persona, como muchos de los que me leen en este momento.

El año 2017 parece ser uno de esos momentos importantes para la humanidad como conjunto. Tiempo de desafíos y esfuerzo para mantener la estabilidad en medio de un mundo cambiante, de un predominio hacia la ansiedad, el temor y la desesperación. Los instintos básicos de auto preservación estarán funcionando a pleno durante la primera etapa de estos cambios. Quizás es por eso que Saturno en su entrada en Sagitario nos esté tratando de enseñar y ayudar a encontrar nuevas filosofías y objetivos vitales en este tiempo de nuestras vidas. Todo este 2015 Saturno estará entre los 28º de Escorpio y los 4º de Sagitario. 

La simbología de ese grado de Sagitario corresponde a "Un viejo búho parado en lo alto de un árbol". Este símbolo implica la habilidad o la necesidad de observar en silencio lo que ocurre alrededor de uno. Los búhos tienen la capacidad de girar su cabeza en todas direcciones y nada se les escapa. Al mismo tiempo saben pasar desapercibidos y camuflados porque suelen salir en las horas de oscuridad. Ellos esperan, observan y escuchan antes de hacer cualquier movimiento. Este búho sabio lo ve todo, ve lo que otros no saben ver y se mantiene quieto mientras digiere todo lo que está pasando en su entorno. Es la imagen que sugiere consultar con el lado sabio de nuestra naturaleza, nuestro guía interior. Copiar esta actitud del búho puede traer sentimientos de soledad pero es justamente lo que se necesita para este tiempo.

Este vaivén de transición hará que desde hoy, 14 de Marzo, dirijamos nuestra mirada hacia adentro en una revisión a consciencia y responsable de nuestras creencias, principios y dirección en la vida. Asimismo, terminar con las ataduras y dependencias emocionales y materiales en relación con terceros, sean estos personas o entidades, especialmente crediticias (bancos, tarjetas de crédito, planes de pago, división de bienes, etc.) Tenemos todo el 2015 para poner orden en estos asuntos y plantar las bases para enfrentar airosos el nuevo ciclo que se avecina.

Plutón fue descubierto por Clyde William Tombaugh el 18 de Febrero de 1930. Para ese año se estaban llevando a cabo importantes experimentos en la física de partículas recién descubierta, coincidiendo con el descubrimiento de Plutón que rige la energía atómica. Esto revela su naturaleza e influencia; es un planeta que posee la capacidad de desatar una enorme cantidad de energía a partir de algo tan diminuto como el átomo. Es por esto que los tránsitos de Plutón suelen ser devastadores y con un alto potencial de transformación. Es el planeta moderno gobernante del signo de Escorpio, un signo de la terna de agua (emocional) de modalidad fija y muy conectado con lo oculto, el submundo, la magia, la energía sexual transformadora y dadora de vida, pero también el signo que lidera sobre los intercambios emocionales profundos entre dos entidades, la experiencia del dar y recibir. 

En el terreno de la Astrología Mundana, Plutón denota el principio de metamorfosis (ir más allá de la forma original) y regeneración. Su dominio en cartas mundanas queda de manifiesto en excrementos, cloacas, aguas servidas, todos los aspectos de la vida que son llevados en la oscuridad o escondidos de la vista pública, como las corrientes políticas subterráneas, el espionaje, el crimen organizado, etc. También lo asociamos con la gran acumulación de riqueza y poder, la violencia, las violaciones (imposición por coerción o fuerza), y todas las actividades que son transformativas y que traen a la luz aquello que está oculto o es ignorado.

Los aspectos planetarios, en otras palabras, las relaciones angulares entre los planetas, poseen cada una su manera propia de plasmarse en la vida y cada uno de estos aspectos forma parte de un estadio evolutivo de un ciclo completo. Así como la Luna tiene sus fases, cada una de ellas describe una relación angular con el Sol, destacando las más conocidas como la conjunción (Luna Nueva), cuadraturas (Lunas Creciente y Menguante) y oposición (Luna Llena). Los planetas también siguen este modelo en su recorrido por el cielo, marcando momentos de cambio e inflexión.

En el caso de Plutón, su ciclo ocupa 248 años, de los cuales 20 está más cerca del Sol que Neptuno. Es decir que cada 62 años hace un nuevo aspecto de inflexión o fase semejante a la Luna y el Sol.  Las conjunciones son las que marcan el origen del ciclo, el nacimiento de la nueva etapa, mientras que las cuadraturas (creciente y menguante) son los puntos en los que se plantea una crisis de adaptación hacia el cambio en sí que está en proceso de formación y que encuentra su clímax en la oposición (180º del punto de partida). Cada uno de estos aspectos tiene su propio sello y trae un cambio crítico diferente, así como los puntos intermedios entre estas cuatro posiciones pero que no detallaré en esta nota.

Con Plutón y su posición en la carta natal de Argentina, este ciclo queda muy bien representado en nuestra historia nacional desde nuestro nacimiento, tanto por la influencia del aspecto como por la simbología que representa y que describí más arriba.

Argentina nace como país con Plutón en el signo de Piscis (agua) y en la casa VI. Ese sector gobierna sobre la salud pública y por ende las enfermedades y epidemias, las instituciones prestadoras de servicios, entre ellas la policía, el ejército, la marina; los empleados estatales y servidores públicos, los trabajadores en general y los sindicatos que los agrupa.

Plutón es un elemento de gran poder, regente de la casa II de Argentina (recursos y economía), pero en gran parte de la casa I (identidad nacional) por ocupar el signo de Escorpio gran parte de ese sector. Esto ha hecho de los sindicatos y movimientos obreros en nuestro país, una fuerza coercitiva y de regulación del poder del Estado. 

Al observar los tránsitos de Plutón en relación a la oposición entre la Luna en Capricornio y el Sol en Cáncer en la carta nacional, de inmediato se hace claro una constante en sus efectos.

Argentina tiene la Luna en el signo de Capricornio en la casa IV. La Luna en Astrología Mundana denota a la gente común, las mujeres en general, las masas populares y todos los asuntos de naturaleza común o pública. La posición de la Luna en la carta mundana muestra dónde cae la atención de la gente. En nuestro caso es la casa IV, significa la tierra, sus propietarios y trabajadores, las cosechas y el producto de la tierra, la actividad minera y las construcciones. La democracia en contraste con la aristocracia, la gente en contraste con la cabeza de Estado, la oposición en el Congreso o Parlamento. 

Es claro que Argentina por esta posición y siendo la Luna regente del Medio Cielo (gobierno) y estando en el signo de Capricornio, convirtió a nuestro país en una gran potencia productora (Capricornio) agrícola. No porque sí solíamos llamarnos "el granero del mundo". País ganadero y agrícola por excelencia (hasta hace poco). La tradición campesina de la Argentina está muy presente en nuestra consciencia colectiva: los gauchos, las actividades ecuestres, nuestro amor por la carne, los asados, el locro, las empanadas, etc.  Son todos derivados de la posición de la Luna en casa IV en Capricornio.  Es innegable que somos un pueblo que se considera muy nacionalista y defensor de esos valores tradicionales, siempre con una mirada hacia el pasado, nostálgicos y melancólicos (tango) y con muchas dificultades para avanzar y dejar el pasado atrás. En pocas palabras, los argentinos nos negamos a crecer y ello nos condena a repetir la historia.

Siguiendo con la simbología lunar y su posición, han sido mujeres de orígenes humildes o austeros (Capricornio) las que han subido al poder político y se volcaron a las masas en un rol de madres populares por medio de ayudas a los necesitados, subsidios, edificaciones de viviendas y barrios populares, etc. Tenemos ejemplos emblemáticos como Evita, Isabel y actualmente Cristina Fernández, pero también el poder político de las "madres y abuelas" de la plaza de Mayo. Una gran participación femenina en el Congreso de la Nación.

Por otro lado, El Sol de Argentina está en la casa X y en el signo de Cáncer. Esto potencia aún más las simbologías anteriores.

El Sol representa al monarca, el Primer Ministro, el Presidente, los magistrados, la aristocracia, los jueces y toda persona en posición distinguida y de autoridad para una nación. También a los héroes nacionales. La casa X o el Medio Cielo, representa el Gobierno en funciones, la gente en ejercicio de autoridad, el comercio nacional, la reputación, el crédito y el poder de una nación, también la racha de empleo nacional.

Estas dos posiciones las destaco y explico en detalle porque son las que serán activadas por el tránsito de Plutón a partir del año 2017. Es un tránsito que nunca hemos vivido desde que somos país, aunque hemos tenido ya una muestra clara de cómo opera Plutón cada vez que activa a las luminarias, tanto en las cuadraturas como la conjunción al Sol en Cáncer. Sin embargo, la conjunción a la Luna nunca antes ha sucedido y esto despertará con mucha fuerza las simbologías antes detalladas, tanto de la casa IV como de la Luna porque ambas están a una estrecha distancia de apenas 2º de orbe. Dado que Argentina ha nacido al poco tiempo de una Luna Llena, el Sol y la Luna se encuentran en oposición en el eje de las casas X-IV, y la activación de uno repercute y activa simultáneamente al otro extremo. La dinámica Sol-Luna en Argentina es muy peculiar porque representa la constante lucha entre el pueblo y el Estado, así como del poder reinante y la oposición política, sea la última civil o de grupos rebeldes nacidos del pueblo como en el caso de las guerrillas y movimientos subversivos. Esto es un conflicto interminable que sólo cesará el día que se imponga una refundación nacional bajo un nuevo cielo. Los engaños y mentiras, manipulaciones y usos del pueblo por parte de los servicios del Estado para sostenerse en el poder son una consecuencia directa de la presencia de Plutón en el signo de Piscis en casa VI y la relación Sol-Luna en los signos ocupados de Cáncer y Capricornio.

La primer cuadratura que Plutón hizo al par Luna-Sol sucedió durante los años 1838 a 1842. En Mayo de 1838 Plutón hace cuadratura al Sol nacional desde el signo de Aries dentro de la casa VI aún. Fue el tiempo de la guerra colonialista Franco-Argentina en la que la flota francesa bloquea el puerto de la Ciudad de Buenos Aires, sumiendo a la nación en una marcada crisis económica y de comercio. Francia pretendía eliminar a Rosas y hacer de la guerra algo nacional. Fue un tiempo de fuerte beligerancia, batallas, secretos y manipulaciones en las que dominaban las fuerzas militares. Esta guerra se extiende hasta 1840 con la victoria de Rosas sobre Lavalle y los franceses. Recomiendo leer:http://www.lagazeta.com.ar/franco_argentina.htm

Esta primer cuadratura a las posiciones del Sol y Luna dan pistas muy claras de cómo opera esta configuración que enfrenta bandos dentro de la misma nación. Sin embargo, esa cuadratura no puede considerarse el inicio del ciclo ya que Plutón se encuentra en un estadio intermedio del ciclo en la carta nacional. Habrá que esperar hasta que Plutón alcance al Sol y la cúspide de la casa X para tomar ese aspecto como el comienzo del ciclo en el que nos encontramos hoy.

A partir de Julio de 1928, Plutón hace su primer conjunción con el Sol natal de Argentina y oposición a la Luna en casa IV. Los avances y retrocesos de Plutón extienden la activación de las dos luminarias y casas de la carta natal de Argentina de 1816, hasta Mayo de 1931 pero con influencia hasta 1932. Durante el primer paso en 1938 asume la presidencia Hipólito Yrigoyen con 75 años de edad, gracias al apoyo de los trabajadores estatales  y obreros que habían recibido un importante aumento salarial (casa VI). Su vice presidente fallece en ejercicio de funciones (Francisco Beiró) y asume Enrique Martínez. Este aspecto de Plutón enseña muy bien cómo operan los tránsitos. Los planetas arrastran su simbología desde su lugar de origen en la carta natal-nacional, es así que Yrigoyen establece la jornada laboral de 8 hs, decreta el 1ro de Mayo como feriado, se construye el edificio de la Academia Nacional de Medicina. Todas actividades y obras relativas a la casa VI. Sin embargo, en 1929 cae la bolsa de Nueva York y se produce el gran crack del 29 y empieza la Gran Depresión con Urano oponiendo al regente de la casa II (economía) de EEUU, Saturno en casa X, desde la IV, tal y como sucede en este tiempo. Esto deja a millones de trabajadores sin empleo (casa 10 racha de empleo nacional) y los pueblos en crisis se vuelcan al totalitarismo, otra cara del poder de Plutón.

Esta catástrofe económica golpea a Argentina cuando Yrigoyen es combatido por la "oposición nacionalista y conservadora" (Luna en Capricornio en casa IV), movilizando la nacionalista al autoritarismo subyacente enla sociedad. Las Fuerzas Armadas (casa VI) promueven una revolución, logrando el primer golpe de estado de Argentina el 06 de Septiembre de 1930 bajo la oposición exacta de Plutón a la Luna en casa IV. Asume el Teniente General José Félix Uriburu. Yrigoyen enferma y es confinado en su hogar, delega en Martinez y firma la renuncia y es puesto preso en la isla Martín Gartecía y finalmente fallece en 1933 luego del indulto de 1931.

Este inicio de ciclo de Plutón fuerza al pueblo argentino a presenciar la primer pérdida del Orden Constitucional.

  La primer cuadratura creciente (90º después del Sol) que Plutón hace a las luminarias, ocurre entre los años 1977 y Julio de 1980, pero sobre la gesta de la cuadratura previa de Urano al Sol-Luna de Argentina entre los años 1971 al 73, es decir, durante una nueva poresidencia de facto que encabeza Alejandro Agustín Lanusse. Fue un tiempo de construcción de infraestructura nueva como rutas, represas, centrales eléctricas, puentes, etc. propias de la innovación uraniana en activación de la casa IV y Luna nacionales. 

La cuadratura de Urano duró exactamente el mismo tiempo de la presidencia de Lanusse.

En Marzo de 1976, bajo el primer aspecto de Plutón a la Luna, Isabel Martínez de Perón es arrestada y asume el Teniente General Rafael Videla con lo que se denominó "Proceso de Reorganización Nacional", un nombre por demás plutoniano. Martinez de Hoz es designado Ministro de economía. La deuda privada y publica externa se duplicaron, se impone el terrorismo de Estado que apuntaba a reprimir y destruir cualquier participación popular. El régimen militar puso en marcha una represión total sobre las fuerzas democráticas, políticas, sociales y sindicales para imponer terror en la población y acallar cualquier voz de oposición en el pueblo. Esta fue una de las manifestaciones de Plutón más nítidas de la historia reciente.

Tal y como explicaba en la simbología de Plutón y la casa VI, esta dictadura suspende la actividad política, suspende los derechos de los trabajadores.

Interviene los sindicatos. Prohíbe las huelgas. Disuelve el Congreso. Disuelve los partidos políticos. Destituye la Corte Suprema de Justicia. Interviene la CGT. Interviene la Confederación General Económica (CGE). Suspende la vigencia del Estatuto del Docente.  Clausura locales nocturnos. Ordena el corte de pelo para los hombres. Quema miles de libros y revistas considerados peligrosos.  Censura los medios de comunicación. Se apodera de numerosos organismos.  Toda la simbología de la casa VI queda destruida y controlada por la junta militar de la manera más plutoniana posible.
Exactamente desde el punto opuesto a la cuadratura de 1838-40, Argentina entra en la guerra de las Malvinas pero previo a eso, el 2 de abril de 1977 Gran Bretaña da a conocer el laudo que favorece a Chile sobre el canal de Beagle y el país se lanza a comprar buques de guerra y aviones de combate preparándose a una posible guerra con Chile. En Noviembre sucede el terremoto de Caucete, otra manifestación de Plutón en aspecto a la casa IV y la Luna. En 1977 bajo la cuadratura Plutón Luna y casa 4, nacen las Madres de Plaza de Mayo en reclamo por los desaparecidos.
La democracia por fin logra restaurase tras el fracaso de la guerra por las Islas Malvinas y asume Raúl Alfonsín en 1983 inaugurando un nuevo ciclo democrático para el país.


Desde entonces hemos estado los argentinos viviendo un tiempo de relativa calma social, aunque con muchos altibajos en materia económica producto de otros tránsitos planetarios sobre nuestra carta natal. Actualmente, en un clima de división y tensión, enojo y frustración, el pueblo se prepara para nuevos comicios con la esperanza de un futuro mejor. Sin embargo, Urano y Plutón se acercan mucho a las posiciones de la Luna y el Sol, detonantes de años difíciles en materia económica pero sobre todo de recorte de libertades, guerras y golpes militares.
Urano hará cuadratura al eje Sol-Luna y por ende al eje de las casas IV y X, tal como sucedió desde 1971-73, a partir del 20 de Abril de 2015 hasta Marzo de 2016, pasando la posta a Plutón en oposición al Sol desde la casa IV desde el 17 de Marzo de 2016 hasta el 20 de Diciembre de 2018.
Los acontecimientos de los últimos años han preparado el escenario para un nuevo golpe militar en ese tiempo, con especial énfasis entre Marzo y Agosto de 2017.


La creación del movimiento "La Cámpora" y la ubicación de sus integrantes en puestos claves de la administración nacional y sus dependencias, la disolución de la SIDE (Servicio de Inteligencia del Estado) y retiro de muchos de sus empleados clave reemplazados por la contratación de más de 300 integrantes de La Cámpora como espías de inteligencia, los intentos de invadir la justicia y controlar a sus magistrados y dependencias, el ciego totalitarismo impuesto por medio de las agencias recaudadoras, controles de divisas e importación, enormes planes de subvención a personas, los conflictos y ataques hacia los medios de comunicación masivos independientes o contrarios al oficialismo, la designación de Cesar Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani como Jefe del Estado Mayor General del Ejército, sus lazos con la ex SIDE, las denuncias del fiscal Nisman contra Cristina Fernández y su inmediato asesinato, son todos indicadores del rumbo que ha tomado nuestro país hacia un nuevo atentado a la democracia frente a la mirada silenciosa y pasiva del pueblo.
A partir de Marzo de 2016, a pocos meses de asumir el futuro presidente de la nación, Plutón entra en la casa IV de la carta de Argentina y toca a la Luna por primera vez en esta serie de conjunciones y oposiciones a la Luna y el Sol respectivamente, madurando el ciclo que empezó en 1928 con Hipólito Yrigoyen y el primer golpe de estado en Argentina.  Nunca antes hemos tenido este tránsito de Plutón desde la casa IV nacional que representa al pueblo, sus tradiciones y bases, su historia. Este, de entre todos los tránsitos antes detallados, es el más poderoso y fulminante, de mayor capacidad transformativa y potencial regenerador que hemos tenido. En parte porque la Luna es el planeta regente del signo de Cáncer y por ende quien dispone de nuestro Sol ubicado en la casa X y regente de la casa X misma, sector que como expliqué, representa el Gobierno en funciones, la gente en ejercicio de autoridad, el comercio nacional, la reputación, el crédito y el poder de una nación, también la racha de empleo nacional. Esto supone que dichas cuestiones se verán duramente atacadas y transformadas pero desde la influencia destructora de Plutón. Esto supone aumento de pérdida del empleo, del crédito nacional, la reputación ante otras naciones y el mundo y un ataque directo de la oposición (en este caso el Kirchnerismo) hacia el poder reinante en el Estado. En esta ocasión, será la masa popular oculta la que saldrá a la luz a luchar contra el Gobierno Nacional y como Plutón maneja los grupos subrepticios y los movimientos políticos ocultos, esto indica el inicio de una etapa de guerras internas con alto potencial de desembocar en una Guerra Civil a gran escala como nunca hemos vivido los argentinos. Se desatará una cacería de brujas ante el hastío y cansancio de la gente por tanto atropello y abuso de poder, corrupción y manipulación. No habrá cacerolazos pacíficos, sino que las armas tomarán las calles.


Esta insurgencia popular y la lucha entre bandos, por tratarse de la casa IV y de la Luna, promete un potencial enorme de refundación de la identidad nacional y por ende el territorio mismo. Creo que al ser la Luna regente de la casa X y de nuestro signo natal de Cáncer, estamos ante la oportunidad de refundar la Nación sobre bases completamente nuevas. Sin embargo, el proceso será muy doloroso porque así como en 1928-30, enfrentará el mundo una nueva y más profunda crisis económica con la caída de EEUU y su moneda.
EEUU tiene la cúspide de la casa II (recursos y economía, bolsa de comercio, bancos, etc.), a 17º de Capricornio, es decir, sobre nuestra Luna natal y casa IV, es por ello que dicho país ha tenido tanta influencia sobre nuestra historia y economía y aún hoy el pueblo (Luna en casa IV) apuesta al dólar.


Esto significa que Plutón entra en la casa II del país del norte para Febrero de 2016 en adelante. Esto supone una transformación muy profunda en su sistema económico y moneda como nunca antes vivió, ya que EEUU nació con Plutón en Capricornio en la casa II. Este contexto internacional que desatará EEUU el año entrante y también 2017, recuerda la época de Yrigoyen y el crack del 29 con la Gran Depresión, pero en el marco de un planeta globalizado y con muchas crisis aún no resueltas desde 2008 de la cual Europa y varios de sus países aún no se recupera. La iniciativa de depreciar el valor del Euro por parte del Banco Central Europeo en compra de bonos de deuda es una muestra de lo que se esconde de fondo.
No ahondaré en este tema global y financiero que viene. Suficiente tenemos con lo que acá nos sucede y se avecina. Sólo puedo decirles que deseo puedan usar esta información para tomar sus medidas y recaudos de manera inteligente y en paz. Guardo la esperanza de que esta nueva y profunda crisis nacional nos saque de una vez por todas de las sombras y ponga a nuestro querido país y su gente en el lugar que es capaz de alcanzar.
Muchas gracias.